¿Cómo organizar el cambiador del bebé?

La llegada de un bebé a la casa es un momento de ilusión para toda la familia, especialmente durante la preparación de todos los espacios de la casa para este momento, comenzando con el que va a ser su dormitorio. El cambiador del bebé, en este sentido, es uno de los espacios en el que se dedica más tiempo durante los primeros años de vida de los chicos, siendo también un espacio en el que se va a llenar al bebé de cuidados, de mimos y de mucho amor y cariño.

Teniendo eso en cuenta, queremos a continuación preparar una guía práctica para la organización y la decoración del cambiador del bebé. Vamos a ofrecerte algunas ideas de cómo ordenar cada cajón y de cómo hacer que sea un espacio tan cómodo como bello.

Generando un buen espacio de interacción

Se debe tener siempre presente que, desde los primeros días de vida de un bebé, el contacto físico y el visual de un chico con respecto a sus padres es fundamental. Por esa razón, cada uno de los momentos que se pasa por el cambiador es una excelente oportunidad para activar y para reforzar ese vínculo, sea para vestirlo como para cambiar efectivamente el pañal, para secarlo luego de un baño, para ponerle talco o crema, para realizarle un masaje, entre otras posibilidades.

Al momento de elegir el cambiador del bebé es muy importante fijarse en que sea un espacio estable, seguro y cómodo, tanto para el bebé en sí mismo como para los padres (un criterio en este sentido puede ser la altura, ya que, si es demasiado alto en función de la altura de los padres, será muy difícil utilizarlo cada vez). Lo más importante en la elección es que tenga las medidas correctas, tanto de altura como de ancho y de fondo. En lo que respecta justamente al ancho y al fondo es importante que entre bien la colchoneta del cambiador y que el bebé pueda estar tan seguro como cómodo. No obstante, pese a esa seguridad, es importante ser conscientes de que nunca se debe dejar a los chicos solos en el cambiador, ya que se mueven mucho y se pueden llegar a caer.

Elementos decorativos y de estímulo

Para poder darle vida y color a un cambiador de bebé, se pueden tener en cuenta varios elementos prácticos y decorativos. Es una excelente idea buscar esos elementos que le den un toque personalizado que permita integrarlo en la decoración infantil de la habitación. Además, se puede acceder a distintos alimentos que potencien la estimulación sensorial del bebé.

Una buena alternativa en este sentido puede ser un móvil de techo o una guirnalda para la pared. Hay una gran variedad de combinaciones de colores que se pueden encontrar con temporizador para que se muevan solas. También se puede optar por divertidas luces quitamiedos para cuando se necesita de cambiar a los chicos durante la noche.

0 comments on “¿Cómo organizar el cambiador del bebé?Add yours →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *