¿Empapelados, color liso o dibujos?

Cuando se decora un dormitorio infantil hay que pensar en todo. En los colores, en los muebles, incluso en las necesidades que los chicos van a ir teniendo a medida que crezcan. En este sentido, una de las cosas que no puede quedar por fuera de nuestro análisis es la decoración o el color de las paredes. Y es que, en realidad, elegir esto puede llegar a ser mucho más difícil de lo que parece. ¡Pero estamos para ayudarte!

Importante para la decoración: la pared

Cuando se piensa en la pared, son en realidad muchas las opciones entre las que se puede elegir en el momento de la decoración. Vamos a ver algunas opciones, sus beneficios y formas de elegir.

Color liso en todas las paredes

Una de las alternativas más clásicas que podemos ver en la decoración de las paredes para aplicar en un dormitorio es lo que se llama el color liso. Este, consiste básicamente en pintar toda la pared de un mismo color.

En algunos casos, cuando se elige un buen color, sea porque guste a los padres o porque el chico ya sea grande y lo elija, este se coloca en todas las paredes. Pero en general se recomienda tener cuidado con esto. Por ejemplo, si el color es muy oscuro, es probable que la habitación en su totalidad se vea y se perciba de esa manera. Por eso, si lo que se quiere es pintar del mismo color las cuatro paredes del dormitorio, lo mejor es optar por colores lo más claros posibles. De esa manera, tanto la luz natural que entra a través de las ventanas como la luz artificial de las lámparas se van a reflejar bien, lo que hará que el espacio se vea más grande y más luminoso.

Color liso en una pared

Siguiendo lo mencionado con anterioridad, hay otra forma de aplicar el color liso, que es colocándolo solamente en una pared. Esta es una de las mejores opciones para las personas que lo que quieren es elegir colores oscuros.

Un ejemplo de esto podría ser colocar azul en una pared y blanco o color crema en otras. De esa manera, la luz se va a reflejar bien en las paredes claras y el azul de la pared oscura no va a interferir con la iluminación. Pero, a la vez, es una excelente manera de hacer resaltar una pared del cuarto y lograr que se destaque la originalidad del espacio.

Empapelados

Otra forma de decorar las paredes y que es en realidad muy clásica es mediante los empapelados. Hoy en día es prácticamente infinita la variedad que se puede llegar a encontrar de estos. De todas formas, al elegir, se recomienda seguir con los criterios mencionados con anterioridad y no buscar empapelados que sean muy oscuros para todas las paredes.

Un beneficio adicional que se puede destacar acerca de esta forma de decorar la pared tiene que ver con que es una forma de proteger la integridad de la pared. El empapelado es más fácil de cambiar si se arruina y nos ayuda a mantener en buen estado lo que está debajo.

Dibujos y pinturas

Finalmente, otra buena manera de decorar la pared de los dormitorios infantiles es con dibujos. Estos pueden consistir en pequeños decorados que vayan en diferentes partes del dormitorio o en grandes obras de arte. Por ejemplo, si a los chicos les encanta la selva, pintar y dibujar las paredes con animales y árboles es una excelente manera de recrear ese ambiente de cuentos con el que se sienten identificados. Pero también es posible lograr algo más delicado que no llame la atención, con simples trazos en determinadas áreas, sin perder el sentido de la decoración.

0 comments on “¿Empapelados, color liso o dibujos?Add yours →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *