Para cuando los niños empiezan a leer

El momento en el que los niños empiezan a leer, porque están aprendiendo, es uno de los preferidos de muchos padres. Esto se debe a que es entonces cuando van de a poco desarrollando lo mejor de su imaginación, su juego se vuelve más adaptable a su mundo de fantasías. Además, la lectura es una de las mejores maneras de compartir momentos valiosos e inolvidables entre los padres, las madres y los hijos. Es por estas razones que, cuando llega este ansiado momento, resulta muy importante fomentar el interés y el gusto por la lectura. Pero ¿cómo hacerlo? Bueno, una manera es a través de los muebles adecuados.

Bellas maneras de fomentar la lectura

Como decíamos, leer es algo que nos permite desarrollar la imaginación. También nos permite soñar y crear en nuestra mente bellos e interesantes mundos en los cuáles introducirnos, que enriquecen la vida de cada chico. Tal es así que, luego, esos mundos se transforman en juego y, algún día, en proyectos y motivos por los cuáles caminar.

Cuando los chicos ya pueden leer, hay diferentes niveles. Está la etapa inicial, en la que son los padres los que deben facilitar el acceso a los libros. Pero luego, llega el momento en el que éstos ya pueden elegirlos y tomarlos por su propia cuenta. Consideramos que los muebles deben acompañar cada uno de estos valiosos procesos de la mejor manera.

Para cuando todavía son los padres los que deben alcanzar la lectura y los momentos para la misma a sus hijos, una buena manera de ir almacenando y ordenando los mismos es a través de repisas. Sin embargo, que los chicos no sean los que accedan a ellas no significa que el diseño deba ser necesariamente aburrido. Hoy, podemos encontrar divertidos, hermosos y delicados diseños que nos ayudan a dar al dormitorio un aspecto ideal.

Pero cuando los chicos ya caminan y pueden elegir por sí mismos los libros, es cuando más podemos explotar la creatividad, acompañándola con la elección de los muebles. Una buena manera de lograr esto es a través de la biblioteca bambú. Esta, nos ofrece mucho espacio para poner tanto libros como juguetes y que todo se mantenga perfectamente ordenado.

Otra buena manera de explorar la creatividad es a través de la biblioteca árbol. En esta, no sólo las historias que se desenvuelven a lo largo de las páginas nos trasladan a un mundo de fantasías sino que, además, podemos meternos en este mundo caminando a través de los muebles de guardado.

Una buena mesa de luz

muebles-de-guardado-mesas-de-luz-emotiva

Pero las repisas y las bibliotecas no son lo único que podemos llegar a necesitar para cuando nuestros hijos emprenden el hermoso camino y la necesaria aventura de lo que es la lectura. Además, es muy importante fomentar que puedan llevarla a cabo por su cuenta y, especialmente, que la deseen. Todo niño que desee y disfrute la lectura se va a estar introduciendo en un mundo fantástico que, al crecer, le va a permitir ser creativo y poder hacer de su vida lo que quiera, independientemente de que quiera dedicarse a algún negocio o al arte. La lectura abre puertas en todos los sentidos, todos los aspectos. Es un mundo de posibilidades. En este punto, favorecer la lectura con los muebles correctos es sumamente necesario.

¿Y cómo hacemos para favorecer la lectura con buenos muebles? Pensando en una buena mesa de luz. Tanto en grandes como en chicos, la noche es uno de los momentos preferidos para leer. Eso suele tener que ver con que es cuando el día ya se acaba, cuando ya se jugó lo suficiente y cuando lo único que se quiere es poder sentarse y relajarse con algo bueno que nos permita dormir tranquilos. Además, sabemos que la lectura nos invita a dormir con mayor calma, abstrayéndonos del mundo real. Por eso, que los chicos puedan contar con una mesa de luz que les brinde comodidad para tener y guardar su libro del momento y que, además, los estimule en su diseño a sentirse cómodos y atraídos, es una excelente manera de fomentar su lectura.

0 comments on “Para cuando los niños empiezan a leerAdd yours →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *