Much Tips

“¡A guardaaaaaaar!”


La habitación de cualquier chico se convierte tarde o temprano en un lío. Pero para organizar mejor la habitación de un nene, las soluciones deben adaptarse a él. No nos ayudarán mucho los muebles y organizadores convencionales de adultos ya que no se traducen bien a las necesidades de los chicos.

Un ejemplo de esto son los tiradores de cajones de Mu+ch. Tienen la medida justa para sus manitos para que puedan usarlos correctamente. Las puertas de los muebles bajos pueden pellizcar los dedos, por eso damos la posibilidad de muebles de guardado con estantes en la parte inferior y alzadas superiores con puertas, donde ellos no puedan llegar. Los cubos jugueteros con rueditas pueden ser la solución para tener siempre a mano los juguetes que más le gustan en cada etapa.

Lo ideal para solucionar el guardado pueden ser nuestras cómodas con cajones en la parte superior y estantes sin puertas hasta la altura del niño. Las alzadas pueden aumentar la capacidad para todo tipo de objetos o ropa y no están al alcance de los chicos. Incluso, pueden servir para almacenar ropa de otras temporadas que no esté en uso actualmente. Otra alternativa para el cuarto, sala de juego, living o baño pueden ser las columnas. Dentro de sus variantes, incluyen barral para perchas, cajones o estantes.

Los juguetes, libros y demás cositas que usan la mayor parte del tiempo deben estar en los estantes más bajos, en los cajones inferiores, en un cajón de guardado bajo una cama o en un cubo juguetero en el suelo. Podemos aprovechar los muebles de niveles más altos para las cosas que todavía no van a usar o para la ropa y accesorios de otras temporadas.

/

Ordená, simplificá y maximizá el espacio en habitaciones pequeñas o compartidas


Puede ser un enigma, o no, si aprovechamos la infinidad de variantes que nuestros muebles te brindan a la hora de armar el cuarto de tu hijo. Normalmente, las habitaciones infantiles suelen ser pequeñas, y por lo general, carecen de espacios de guardado incorporado ¡Y más aún si se trata de una habitación compartida!.

Debemos tener en cuenta que en estas habitaciones conviven la ropa de otras temporadas, ropa de cama, libros, juguetes y juegos que ahora no usan… Entonces resulta difícil que los niños sean organizados cuando se abarrotan armarios y cajones y los juguetes cubren cada centímetro cuadrado de la alfombra.

1) Comenzá por la ropa

Guardá todo lo que está fuera de temporada o ya no usa en otro lugar, mejor aún si es un mueble en altura y con puertas..

2) ¡Simplificá!

¿Tu nene realmente usa las 20 remeras atiborradas en un cajón? Podés sacar las extras y así el resto puede permanecer limpio y ordenado en el espacio disponible.

3) Seleccioná los juguetes “de moda”.



Para los más chiquitos, una “reserva de juguetes” es la respuesta a una superpoblación de chiches. El uso de un recipiente grande de plástico con tapa, el cajón de guardado bajo la cuna o una alzada profunda pueden servir para armar esa selección de cosas que ahora no usa tanto. Esta "ludoteca" te puede ser útil, por ejemplo, en un día lluvioso. Tal vez tu bebé pueda recuperar el interés por esos que antes estaban en segundo plano. Así, se mantuvieron en perfecto estado ¡y ahora volvieron con más encanto que nunca!.

Con los chicos más grandes, podés utilizar estantes más altos del armario para armar la "tienda" con algunas de sus pertenencias. También una o varias columnas con estantes y cajones son aptas para que tengan todo a mano.

4) ¡Combiná y transformá sin límites!!

Cuando optás por nuestras cunas y camas, las posibilidades de aprovechamiento del espacio son muchísimas. Para los primeros años, una cuna Funcional cumple la función de cuna, guardador (por sus 2 módulos) y cambiador en la parte superior. Una vez que tu bebé crece y necesita más espacio, se pueden retirar los barrales y los módulos de guardado y se convierte en una cama de una plaza que podrá seguir usando muchos años más.

Para espacios reducidos y más de un niño, la cama Nido es la mejor opción. En el espacio que ocupa una cama de 1 plaza podemos contar con hasta 3 camas que se pueden ubicar de forma perpendicular o cruzada o como el espacio lo permita. Si tenés dos chicos, podés tener dos camas ocupando el lugar de una y sumar debajo un cajón de guardado. La cama Puente es el otro tipo de camas que te permite ubicar debajo otras camas e incluso muebles de guardado como cómodas y escritorios.